Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Diversidades sexogenéricas en la nueva constitución y su reconocimiento en otros países

A semanas para el plebiscito de salida de la propuesta de Nueva Constitución que, a través de sus distintos artículos, incorpora la transversalización del enfoque de género, sentando las bases para abordar las desigualdades de género de manera integral, la propuesta incluye también por primera vez a las diversidades sexogenéricas.

La diversidad sexogenérica hace referencia a las diferentes formas de expresar el afecto, erotismo, deseo, las prácticas amorosas y sexuales entre las personas. Es decir, toda la gama de identidades de género y sexuales que forma parte de la vida cotidiana de los seres humanos.

La propuesta de Nueva Constitución representa una oportunidad histórica para reconocer derechos fundamentales en materia de diversidades sexogenéricas, no solo de manera específica, sino que también mediante la incorporación del principio de Igualdad Sustantiva y su reconocimiento de forma explícita.

La mención a las diversidades sexuales y de género está presente en los capítulos de principios y disposiciones generales, derechos fundamentales, participación democrática, sistema de justicia, entre otros.

¿Qué ocurre a nivel mundial en relación de reconocimiento constitucional de las diversidades sexogenéricas?

A lo largo del mundo sólo 7 países reconocen a nivel constitucional la igualdad sin distinción de orientación sexual.

A la fecha, sólo Bolivia, Cuba, Ecuador, Islandia, México, Portugal y Sudáfrica incorporan dentro de su texto constitucional derechos relacionados a las diversidades sexogénericas. Chile, no es uno de esos sietes países. En la constitución actual, no hay ninguna norma de reconocimiento de derechos relacionados a las personas LGBTIQA+.  Sin embargo, de aprobarse la propuesta de Carta Marga, este escenario podría cambiar.


De esta forma, en el plebiscito de salida del 3 de septiembre, Chile tiene la oportunidad de promover de manera efectiva el desarrollo de una sociedad diversa, en donde la diversidad sexogénerica no sea un factor que impida el ejercicio y goce de derechos de los grupos que han sido históricamente excluidos.

Add Comment